Alimentación en la lactancia: ¿Qué puedo y qué no puedo comer?

Cursos de Lactancia Materna

Alimentación en la lactancia: ¿Qué puedo y qué no puedo comer?

alimentacao-madre-que-amamenta-sano

Alimentación en la lactancia: ¿Qué puedo y qué no puedo comer?

Hoy vamos a hablar de mitos, mentiras y verdades acerca de la alimentación en la lactancia. Vas a descubrir lo que puedes comer y si necesitas suplementos o infusiones especiales por ser una madre que está dando el pecho.

Muchas de vosotras, tanto si estáis embarazadas como si ya estáis amamantando seguro ya habéis oído alguna de esas frases:

  • “No puedes comer alcachofas, ni espárragos”
  • “No debes comer ajo y la cebolla cruda va mal”
  • “La coliflor y las lechugas van a hacer muchas gases en los bebés”
  • “Toma mucha leche, que hace leche”
  • “Toma muchas almendras para aumentar tu producción de leche”

Todas esas frases alrededor de la alimentación en la lactancia son falsas.

Alimentación en la lactancia – ¿qué puedo comer?

Debes comer lo mismo que comías durante el embarazo. Tu bebé ya está preparado y ha estado alimentado en base a tu dieta. Deseablemente que haya sido una dieta saludable durante el embarazo (tu ginecólogo o matrona ya te habían dicho que alimentos no se deben comer en el embarazo por un tema de seguridad alimentaria).

Ahora que ya has tenido el bebé, puedes seguir comiendo lo que comías antes de quedarte embarazada tomando todos los alimentos completos. Lo importante es hacer una dieta saludable! No debes restringir ningún alimento que te guste.

La leche de vaca no aumenta tu producción de leche, pero también es verdad que la leche de vaca que la madre toma no tiene por qué generar intolerancia en los bebés. Si en tu dieta habitual estabas tomando lácteos, sigue tomándolos.

Si en tu dieta habitual no estabas tomando lácteos, no los introduzca ahora. De hecho, sería ideal no introducir ahora nuevos alimentos que sí podrían crear algún tipo de reacción al bebé porque no estaba habituado.

alimentacion-en-la-lactancia-materna-leche

La leche de vaca NO aumenta la producción de leche materna humana! Imagen de Couleur en Pixabay

Puedes comer ajo, espárragos, alcachofas… También puedes tomarte un café o un refresco a veces si te apetece, o un té si ya estabas acostumbrada a desayunar de esa manera, por ejemplo. No pasa nada si tomas café, té o alguna bebida carbónica en pequeñas cantidades.

Sí que es verdad que deberías aumentar el consumo de pescado o al menos estar tomando sal yodada desde unos años antes de quedarte embarazada.

Alimentación en la lactancia – suplementos e infusiones

Hay muchos otros mitos que circulan por ahí. Cosas como “el bebé te come los huesos, por eso debes tomar suplementos, vitaminas, minerales…”. Eso no es cierto! Si tu dieta es saludable y no tienes ningún tipo de restricción alimentaria, debes saber que la nutrición correcta lleva todas las vitaminas a tu leche y a tu bebé.

Si eres vegetariana o vegana y haces una dieta estricta y equilibrada, debes tomar algunos complementos de vitamina B ya que eso influye en el sistema nervioso de tu bebé – por favor, habla con tu nutricionista sobre eso!

A parte de esas pequeñas cosas, lo demás son mitos y mentiras que circulan a veces por intereses de casas comerciales y a veces por creencias que cada país y cultura tienen.

Ojo, deberías vigilar en tomar las infusiones. En muchas culturas dicen que el hinojo va bien, pero ya sabemos hoy que el hinojo reduce la producción de leche (puedes leer más sobre esto en e-lactancia.org).

Sobre infusiones o suplementos que son vendidos con el objetivo de aumentar la producción, deberías saber que la mayoría no están hechos en base a ninguna evidencia científica.

No hay alimentos que promuevan más leche. La producción de leche la hace tu bebé mamando de manera adecuada, efectiva y por muchas veces cuando necesita aumentar el volumen.

En relación al tema del calcio, debes saber que aunque se remueva un poco tu masa ósea, sobretodo si amamantas más allá del año, cuando dejas de amamantar tu masa ósea no solo vuelva a ser la de antes, sino en contrapartida tu masa ósea será más densa. En resumen: amamantar ayuda a prevenir la osteoporosis! Fuente: Artículo Lactancia Materna como factor preventivo de la Osteoporosis en Mujeres Adultas.

Curso de Lactancia Materna Mundo Mater

Si quieres más información sobre como amamantar a tu bebé, dar el pecho sin dolor, las buenas posiciones en la lactancia, volver al trabajo o situaciones especiales como prematuros, mastitis, frenillos, gemelos y mucho más, compra nuestro curso especial de lactancia materna aquí: Curso Lactancia Materna – MundoMater

El curso está dividido en 3 bloques, que pueden ser comprados separadamente o juntos por un precio especial. Cada bloque está compuesto de vídeos cortos, explicativos, prácticos y realistas para ayudarte. Más informaciones en los enlaces:

Curso Lactancia Materna – Módulo 1 – Del Embarazo a los 3 meses
Curso Lactancia Materna – Módulo 2 – De los 3 meses al destete
Curso Lactancia Materna – Módulo 3 – Situaciones especiales

Curso Lactancia Materna COMPLETO – 3 MÓDULOS PRECIO PROMOCIONAL- MundoMater

Otros artículos interesantes:

2 Responses

  1. […] Artículo interesante: Alimentación en la Lactancia – qué puedo y qué no puedo comer? […]

  2. […] Alimentación en la lactancia: ¿Qué puedo y qué no puedo comer? […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *